Twitter

Sobre mí

Soy hijo de un trabajador del sector del tabaco en Canarias que durante treinta años se deslomó para sacar junto a mi madre una familia adelante. Pertenezco a esa generación que gracias a las políticas públicas en educación que el PSOE desarrolló en los años 80 y 90 pude acceder a una carrera universitaria y pude convertirme en un profesional del Derecho desde que en 1996 finalicé mis estudios en la Universidad de La Laguna y me colegié para ejercer como Letrado.

Me afilié al PSOE mucho antes de saber que lo estaba. Mi padre sindicalista desde la clandestinidad en la UGT y después militante del PSOE nos transmitió a todos la única herencia que nos podía dejar. Principios y valores de izquierdas y de la lucha por los derechos de los trabajadores. Siempre he sido inquieto y nunca he podido permanecer como espectador ante una sociedad llenada de injusticias sociales. Quizá el haberme criado en un barrio de gente trabajadora me hizo comprender desde muy joven que hay que pelear por un mundo más justo.

Siempre ha compatibilizado mi actividad política con mi actividad profesional, a pesar de que llevo la política en el ADN prefiero considérame un abogado que está en política que un político que es abogado. Formé parte de las juventudes socialistas durante mi etapa universitaria y luego desempeñe mi actividad como concejal en el Ayuntamiento de La Laguna donde fui portavoz y candidato a la Alcaldía donde aprendí a escuchar al ciudadano y mirarle a los ojos cuando te cuenta sus problemas. Algo que te marca para el resto de tu camino en la actividad pública.

Desde 2011 soy Director General de Comercio y Consumo del Gobierno de Canarias, en unos momentos muy difíciles, pero donde con la participación y el diálogo hemos conseguido que el sector empiece a recuperar espacio y donde la búsqueda de consensos es el ideario permanente en la gestión.

Soy el cincuenta por ciento de Sonia y mi cargo más importante es ser padre de dos pequeños milagros llamados Alberto e Ignacio, a los que no quiero dejar un mundo peor del que pelearon mis padres para mi. No entiendo la vida sin la música, el cine y sin tener cerca el mar al menos para oler su brisa.

Soy alguien apasionado con el tiempo que le ha tocado vivir, que cree que no vivimos una época de cambios, sino un cambio de época. Creo en arriesgar frente al quedarse quieto. Y ante todo y sobre todo soy un hombre libre.

sobremi